La trama transgénica

La trama transgénica

¿Qué OMG se cultivan en el Estado español?

En la Unión Europea solo hay dos cultivos transgénicos autorizados para su cultivo:

+ El maíz de Monsanto conocido como MON810. Incorpora un gen de una bacteria que le hace producir una toxina, conocida como Bt, que lo hace resistente a ciertos insectos, en particular al taladro del maíz. Una vez aprobado este maíz, otras empresas semilleras pueden utilizar este evento transgénico en sus propias semillas (Syngenta, Pioneer, Limagrain…)
+ La patata transgénica Amflora, del gigante químico alemán BASF, modificada genéticamente para producir mayor cantidad de almidón y pensada para uso industrial (fabricación de papel, pegamento…). Se cultivó durante dos temporadas en países como Alemania, República Checa y Suecia, pero fue un fracaso por varios casos de contaminación con patatas transgénicas ilegales. BASF anunció que la retiraba del mercado a principios de 2012, y que se llevaba todas sus actividades de biotecnología agraria fuera de Europa por el rechazo político y social.

¿Desde cuándo?

El maíz transgénico se autorizó en 1998. En principio también se cultivaba otra variedad de maíz transgénico, el Bt176, de Syngenta, también resistente a insectos (Bt), pero se retiró del mercado en 2005.

¿A qué se destina este maíz? 

La totalidad de la producción de maíz transgénico del Estado español se destina a piensos. Prácticamente todos los piensos se etiquetan como transgénicos, lo sean o no, para evitar los costes de segregación o análisis. Aún así el Estado español importa varios millones de toneladas de maíz y soja transgénicas destinadas a la ganadería industrial.

¿Llega a la alimentación humana? ¿No se informa de ello?

Aunque no está inicialmente destinado a la alimentación humana, termina contaminando la cadena alimentaria, especialmente los alimentos procesados y precocinados, que suelen incluir soja o maíz. Según datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición de 2005 (año en que dejó de publicar los resultados), el 15% de los alimentos que contienen soja o maíz estaban contaminados, la mayor parte de ellos por debajo del umbral que obligaría a su etiquetado (0,9%). Un alimento que contenga más de ese porcentaje en un ingrediente, debe indicar en la etiqueta: maíz modificado genéticamente. La presencia de productos etiquetados como transgénicos es residual, pero los encontramos en lecitinas y salsas de soja, margarinas, productos derivados del maíz…

¿Qué empresas venden transgénicos en el Estado Español?

Asgrow Seed Co (Monsanto), Caussade Semences, Corn States International (Monsanto), Dekalb (Monsanto), Euralis, Golden Harvest/J.C.Robins (Syngenta), KWS, Limagrain Europe, Maisadour, Semences (Monsanto), Panam France, Pioneer (Dupont), RAGT 2N, Semences Coop de Pau, Semillas Fitó.

Presentación1

La legislación europea exige la creación de un registro público con la localización exacta de las parcelas cultivadas con transgénicos. Sin embargo, en el Estado español el gobierno incumple esta norma y tan solo hace público el total de las hectáreas cultivadas en cada provincia.
¿Por qué sería importante que se publicara? Entre otras cosas, la falta de información acarrea serios problemas para los agricultores y agricultoras que ven contaminadas sus cosechas por cultivos transgénicos y sin poder establecer el origen de la contaminación no pueden emprender acciones legales ni tomar medidas de precaución para evitarla.

Una ciencia poco parcial

Con las últimas reformas educativas, se ha facilitado la capacidad de las empresas para entrar en la universidad, ya sea a través de colaboraciones público-privadas o con cátedras, en las que las empresas aportan el dinero y deciden las lineas de investigación de centros públicos. Es el caso de la Cátedra Bayer en la Universitat Politècnica de València o la Cátedra UAM-Syngenta de fertilizantes en la Universidad Autónoma de Madrid.

WIKILEAKS

La publicación de los cables de Wikileaks en diciembre de 2010 desveló la estrecha alianza de intereses entre la Embajada de EE.UU. y los Ministerios de Agricultura y de Industria y Comercio, en especial con el Secretario de Estado de Agricultura Josep Puxeu. De estos cables podemos saber que:

  • EEUU considera el Estado español como clave para introducir los cultivos transgénicos en Europea. Hasta el punto de afirmar que “Si España cae, el resto de Europa le seguirá”.
  • EEUU se muestra su preocupación por el avance del movimiento antitransgénico en el Estado español, al ver amenazados los intereses de sus empresas, comentando las manifestaciones, las liberaciones de campos transgénicos, la ILP en Catalunya o las votaciones para declarar zonas libres de transgénicos.
  • La semana de la primera manifestación estatal contra los transgénicos en Zaragoza en 2009 fue “la peor de su vida” para Josep Puxeu.
  • Cuando en los foros europeos hay que votar respecto a temas de cultivos OMG, EEUU conoce el resultado del voto español antes de que la decisión se adopte formalmente en el Consejo Interministerial sobre OMG de nuestro gobierno.
  • Para EEUU es una buena noticia la fusión de los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente en 2008, ya que así se debilita a “las facciones antitransgénicos del Ministerio de Medio Ambiente”.
  • EEUU vio en Cristina Garmendia como ministra a una clara aliada y celebran la salida de Cristina Narbona del Ministerio de Medio Ambiente.
  • EEUU maquinó para evitar que, durante el debate sobre el decreto de coexistencia, el Ministerio de Medio Ambiente forzara una norma que restringiera el cultivo de transgénicos en el Estado español.

¿Qué es un lobby?

Un lobby es un colectivo con intereses comunes que se agrupa para influir ante la Administración Pública. Los hay de todo tipo, pero los principales, por su capacidad de influencia y recursos económicos, representan intereses industriales: industria petrolera, de semillas, de pesticidas, constructoras, etc.

¿Cómo se organizan estas empresas para influir y hacer lobby?

La industria de la biotecnología (Bayer, Pioneer, etc.) se organiza a través de ASEBIO, la Asociación Española de Bioempresas. Para dar a conocer sus ‘avances’ y mantener presencia en los medios de comunicación cuentan con la Fundación Antama. Es una fundación opaca, que no publica los miembros de su patronato, ni sus cuentas en su página web, y que ni siquiera informa de cuántos trabajadores la forman o quién la financia. Organiza jornadas con periodistas, publica notas de prensas de propaganda a favor de los transgénicos, y es a quien las multinacionales remiten cuando se necesita un ponente para una entrevista o debate sobre cultivos transgénicos. Organiza viajes de periodistas españoles para que conozcan la “realidad” del cultivo de transgénicos en países del sur.  Las empresas semilleras (Monsanto, Limagrain, Fitó…) se agrupan en ANOVE (Asociación Nacional de Obtentores Vegetales), que les representa en foros oficiales.

¿Qué se entiende por “puertas giratorias”?

Se aplica esta expresión para describir el paso de miembros del Gobierno o la Administración Pública hacia la industria y viceversa. Plantea el problema de que la misma persona que hacía lobby por los intereses de una industria, termine en el Gobierno legislando en favor de estos mismos intereses. O que una persona que ha pasado por un cargo de responsabilidad pública pase a la industria y utilice la red de contactos e influencias generadas en favor de intereses privados.

Ejemplos de puertas giratorias,

Arias Cañete. El Ministro de Agricultura y Medio Ambiente fue presidente de una empresa petrolera hasta finales de 2011, y con acciones en otras empresas del sector, dirige ahora la lucha contra el cambio climático en el Estado español. Consejero de empresas constructoras y con varios miembros de su familia con intereses en el ladrillo, se ha encargado de reformar la Ley de Costas para fomentar la construcción.Casado con una heredera de la familia Domeq,y administrador de varias empresas de explotaciones agrícolas y ganaderas, dirige las políticas agrarias del país.

Cristina Garmendia: Fundó una empresa biotecnológica, Genetrix, en 2000 y en 2008 la sociedad de capital riesgo YSIOS, especializada en salud y biotecnología. Pasó de ser miembro de la Junta Directiva de la CEOE y Presidenta de ASEBIO, la patronal biotecnológica y uno de los lobbies protransgénicos más activos, a Ministra de Ciencia e Innovación en la segunda legislatura de Zapatero. En la actualidad ha vuelto a su actividad empresarial y asesora a algunas empresas y al Gobierno de Colombia.

Carmen Vela: Actualmente es Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, dentro del Ministerio de Economía de Luis de Guindos. Lo más destacado de su curriculum es haber sido presidenta de la Sociedad Española de Biotecnología (SEBIOT), uno de los lobbies protransgénicos. Por algún motivo, el encargado de ciencia en el Estado español  siempre viene del ámbito de la biotecnología.

Josep Puxeu: Secretario de Estado de Agricultura durante todo el periodo de Gobierno de Zapatero, y protagonista de los cables de wikileaks que le retratan reuniéndose en la embajada americana para promover los cultivos transgénicos en Europa y en el Estado Español. Ahora es director general de ANFABRA, la asociación de bebidas refrescantes, miembro de la FIAB.

separata OMGDescargar aqui el pdf

5 comentarios en “La trama transgénica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s